La portavoz de los socialistas alhaurinos, Micaela García, piensa “en aquellas familias que se encuentran en una situación especialmente deprimida y cuyos miembros en paro no acceden a los planes municipales por falta de la formación mínima o experiencia exigida” 

La portavoz del Grupo Municipal Socialista, Micaela García, ha propuesto al Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre la puesta en marcha de un proceso de contratación municipal de aquellas personas que, “por falta de una formación mínima, no puedan cumplir con los requisitos exigidos para acceder a la bolsa de empleo”. De esta forma, la socialista exige “una oportunidad para aquellos miembros de familias que se encuentran en una situación extremadamente delicada y que no pueden acreditar capacidad, formación o experiencia para los puestos ofertados en otros procesos laborales tutorizados por el Consistorio”.

Además, la socialista pide que este proceso de contratación municipal “cuente con una dotación presupuestaria suficiente” porque, “se trata de un servicio social que bien podría garantizar nuestro ayuntamiento, porque es mejor ofrecer un trabajo a una persona que lo necesita dándole herramientas que poniendo parches con ayudas que no terminan de mejorar su situación”. Micaela García ha insistido en que el alcalde de la localidad, Joaquín Villanova, “tiene una oportunidad de demostrar su sensibilidad con aquellas familias que se encuentran a la última pregunta, pero que no pueden entrar en la bolsa porque no han tenido la posibilidad de formarse”, ha añadido García.

Los requisitos de las bolsas dejan fuera a muchos vecinos de Alhaurín

 Hace unos ocho años, en plena escalada de la crisis económica que aún en nuestros días nos afecta, “el Gobierno de España decidió aprobar el Real Decreto Ley 20/2011 de 30 de diciembre, de medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera para la corrección del déficit público”, ha informado Micaela García. Esta norma, que obligó a las entidades locales entre otras administraciones a reducir drásticamente las ofertas de empleo público, mermando la calidad de los servicios ofrecidos por los ayuntamientos, entre otras administraciones.

“Hay personas que no cuentan con esa formación mínima ni con la experiencia que se pide en las bolsas de empleo del Ayuntamiento. Esas personas se merecen una oportunidad, la de sentirse útiles para la sociedad y capaces de llevar un jornal a sus casas”, afirma Micaela García

De ahí que se declarasen algunos servicios públicos como esenciales, para los cuales sí se podía contratar a personal a través de las bolsas de empleo municipales. Pues bien, estos puestos de trabajo son desempeñados por personas que acceden por mérito y capacidad, demostrando un a formación mínima exigida y/o experiencia en el puesto de trabajo. “Sin embargo, hay personas que no cuentan con esa formación mínima ni con la experiencia que se pide”, insiste Micaela García, que reitera que “esas personas se merecen una oportunidad, la de sentirse útiles para la sociedad y capaces de llevar un jornal a sus casas”. Por eso, la portavoz socialista sentencia que “las actuales bolsas de empleo no son herramientas de contratación útiles para este colectivo de personas en situación económica muy precaria y sin formación reglada mínima para acceder a estos puestos de trabajo. Villanova tiene que aceptar nuestra propuesta y crear este proceso de contratación municipal alternativa a las bolsas de empleo”.