Según el concejal socialista Fernando Pérez, si la población flotante no censada se empadronara en la localidad, los ingresos por impuestos aumentarían para garantizar servicios públicos para todos los vecinos y vecinas

El edil advierte de que los residentes sin censar en época de vacaciones “llevaría la población de Alhaurín de la Torre por encima de los 47.000 habitantes”

El concejal del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre Fernando Pérez ha propuesto una campaña de promoción del empadronamiento en la localidad para que el Consistorio pueda aumentar sus ingresos con el censo de la población flotante. A través de una moción, el edil advierte de que “nuestro municipio se ha constituido como ciudad dormitorio de Málaga, con ciudadanos que viven aquí y que se benefician de los servicios públicos aunque tributan en otras localidades sin que sus impuestos vayan a las arcas municipales”.

Moción de Fernando Pérez solicitando campaña de empadronamiento

Según Pérez, “Alhaurín de la Torre ha pasado de una población censada en el año 2000 de 21.649 habitantes a 39.153 habitantes en 2.017, aunque se estima que los residentes superan los 47.000 en momentos vacacionales según datos del Ministerio de Hacienda”. Esto provoca que estemos ingresando solo por las personas efectivamente censadas pero, por contra, “si prestamos los servicios públicos como policía y recogida de basura, por ejemplo, al grueso de la población, todos debemos tributar por ello para sufragar los costes de estos servicios”. Entonces, con el empadronamiento de la población flotante no censada se ganaría una elevada cifra de ingresos.

Campaña de divulgación y de descuentos para los censados

Por ello, el concejal socialista considera que el Ayuntamiento debe iniciar una campaña divulgativa sobre las ayudas y beneficios que pueden obtener los residentes frente a quienes no estén inscritos en el padrón, incluyendo las existentes y ampliándolas. Además, Fernando Pérez propone crear nuesvos descuentos para la población empadronada, que crearía un atractivo para proceder al empadronamiento. Ejemplo de ello serían descuentos específicos en instalaciones deportivas, transportes y actividades culturales.