‘A quien buen árbol se arrima, buena sombra le cobija’, por Antonio Miguel Márquez

Quien a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija. Nuestro alcalde, Joaquín Villanova, o no conoce este refrán o lo ha cambiado quien buena palmera se siembra un amigo se forra. Nuestro alcalde se ha puesto entre ceja y ceja no dejar ni un árbol en nuestras calles, no es algo nuevo en nuestro pueblo y lejos de sembrar árboles los corta sin el menor rubor para sustituirlo por palmeras.

Está creando calles que no están pensados para ser usadas, todo lo contrario, está creando escaparates. Los escaparates solo sirven para vender, no para ser usados, no para vivir en ellos.

Vemos muchas calles con palmeras, pero con los bancos al sol vacíos. Ahora está ocurriendo de nuevo en el recinto ferial, donde los arboles originales fueron arrancados y ahora están sembrando palmeras. En esta zona era habitual ver a muchos padres sentados en sus bancos a la sombra de los árboles, mientras sus hijos jugaban o paseaban en bicicleta. ¿se tendrán que sentar estos padres al sol?

Antonio Miguel Márquez

Secretario de Acción Electoral del PSOE de Alhaurín de la Torre

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email