La reforma fiscal que ha votado Joaquín Villanova cobrará un impuesto sobre las indemnizaciones por despido

El alcalde-diputado de Alhaurín de la Torre defiende el ‘’impuesto por despido’’ y rebajar la tributación sólo a las grandes empresas

Con la nueva reforma fiscal que pondrá en marcha el Partido Popular y el Ministro de Hacienda Cristóbal Montoro, las clases trabajadoras serán de nuevo las más perjudicadas y las grandes contribuyentes a partir de ahora.

Esto supone un nuevo ataque frontal del gobierno de Rajoy a los que menos recursos tienen ya que plantea continuas rebajas fiscales a las grandes empresas mientras mantiene en el ‘’ojo del huracán’’ a PYMES, autónomos y emprendedores.


Por otra parte, aquellos trabajadores que sean despedidos y cuyos salarios se encuentren comprendidos entre los 1.400 y 2.000 euros mensuales, tendrán que hacer frente a un nuevo impuesto que gravará las indemnizaciones por despido que ya venían siendo reducidas de 45 a 20 días tras la última reforma laboral del PP, la cual ha destruido en menos de tres años más de 1.300.000 empleos y ha dificultado la creación de empleo estable en nuestro país llevando la temporalidad en las empresas al 97% de las contrataciones emitidas a la Seguridad Social.

Tras la rueda de prensa llevada a cabo por el alcalde-diputado del PP en Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova y su compañera de bancada, Carolina España, los ciudadanos alhaurinos vuelven a sentirse ‘’traicionados y engañados’’ ya que todo lo que explicaron en su comparecencia estuvo al margen de la realidad que sufren miles de vecinos en nuestro municipio sin explicar con claridad a qué tipo de empresas afectaría positivamente este nuevo parche fiscal del gobierno.

Cabe recordar, que el Partido Popular ha vuelto a mentir en materia impositiva, ya que prometieron una rebaja total del IVA a las empresas del sector turístico y ha vuelto a dejar exentas de bonificaciones a dichas empresas, manteniendo además la drástica subida del 8 al 10 por ciento y del 8% al 21% respectivamente que llevaron a cabo durante el año 2012.

Los socialistas proponemos gravar la riqueza de los españoles para poder recaudar más. Eso significa que cada cual pague impuestos acorde con lo que gana, pero también con lo que hereda y, especialmente, por lo que posee.

De esto la derecha se olvida para poner en marcha ‘’rebajas fiscales’’ a las grandes empresas y seguir dando aliento y cobijo a los mayores defraudadores de nuestro país, entre los cuales, se encuentran clásicos y conocidos de la gran trama del PP.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email