El grupo popular tumba la moción socialista que pedía al Ayuntamiento una solución para los residentes en calle Tamarillo, que están a la espera de que llegue el agua potable a sus viviendas

La candidata socialista a la Alcaldía ha exigido al regidor Villanova “que se ponga a trabajar por el bien de estos residentes que necesitan un bien esencial” y le avisa que “los concejales del PSOE no vamos a parar de luchar hasta conseguirlo”

La portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre y candidata a la Alcaldía, Micaela García, ha recriminado este viernes al PP su voto en contra de que se dote de conexión de agua a una quincena de viviendas localizadas en Cañada del Maestro, en el término municipal alhaurino y, concretamente, en la calle Tamarillo. Según la socialista, “estas familias se pusieron en contacto con nuestro grupo municipal porque reclaman que llegue a sus casas un bien esencial, el agua”.

Tras más de cinco meses de intentos de contacto de los vecinos con el Ayuntamiento, “de ídas y venidas sin que el equipo de gobierno les dé una solución, de pelear por un bien vital junto a los concejales del PSOE”, el PP “les ha dado la espalda” votando en contra de la moción socialista que pide agua para sus hogares. Los vecinos de estas casas han acudido a la sesión plenaria de este viernes. Tras la votación, han salido evidentemente indignados y han mantenido una acalorada conversación con el concejal responsable del ramo, que no ha sabido ofrecer una solución a su problema.

Más de cinco meses de ídas y venidas

Los vecinos acudieron en primer lugar al Ayuntamiento para reclamar la llegada del agua a sus casas. Se trata únicamente de quince viviendas que aún no cuentan con este bien esencial, puesto que en la misma zona, Cañada del Maestro, ya hay casas que tienen agua saliendo de sus grifos. “Acto seguido, el Consistorio les pidió que pusieran contadores y que se constituyeran como comunidad”, ha expresado la edil socialista tras reunirse con los vecinos afectados en febrero de este año. García continúa: “El problema llega cuando desde la Concejalía correspondiente se informa a los vecinos que no podían darles la conexión de agua porque debían abrir una zanja por un camino privado, cuyo propietario se niega a dar permiso”.

Ese camino, que es calle Tamarillo, no es privado sino público”, ha expresado la portavoz del PSOE, “puesto que está inscrita en el inventario desde el pasado pleno del mes de mayo”. Con el voto del Pleno, “se incorporaron al inventario municipal seis caminos, entre los que se encuentran esta calle Tamarillo, por el que ha de transcurrir la zanja para facilitar la conexión de agua hasta las viviendas. Según consta en el informe 8/2018, el pasado 6 de febrero de 2018 la Gerencia Territorial de Catastro comunicó a este Ayuntamiento el documento nº 03753150, expediente 00115566.29/18, relativo al procedimiento de comunicación de deslinde administrativo de varios caminos del Polígono 3 de este municipio, entre los que se encontraba el camino con referencia catastral 29007ª 005090090000XJ con localización POLIGONO 5, Parcela 9009 1.3.2-48”.

Además, “aunque este camino fuera privado, el Ayuntamiento cuenta con mecanismos legales -y tres asesores jurídicos que son funcionarios municipales- para considerar esta vía como de interés público, porque está demostrado que hay un conjunto suficiente de personas que usan este camino a diario para acceder a sus hogares”. Por esto, y tras realizar las oportunas pesquisas, los socialistas han demostrado que el Ayuntamiento tendría luz verde para arrancar las obras de la zanja para conectar el agua con las viviendas, puesto que el camino por el que iría la tubería, en calle Tamarillo, es de titularidad pública, aunque el PP ha votado en contra en el Pleno.