PSOE pide al Área de Igualdad y de Seguridad Ciudadana de Alhaurín de la Torre un mapa de espacios de escasa iluminación

0
330

La portavoz socialista Micaela García exige al Consistorio que “ponga luminarias” allí donde las personas pueden sufrir un ataque por la noche por la falta de farolas

La portavoz el Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, Micaela García, solicita al equipo de gobierno que dote a la localidad de luminarias en aquellas zonas, plazas, calles y travesías donde la luz no es suficiente y “evite así a las personas el miedo de que les pase algo cuando se mueven por la noche”.

Con una moción que será llevada al próximo pleno, García ha defendido que “se pretende visualizar la necesidad de dotar de mayor seguridad algunas zonas, desde la perspectiva de género, concretando a modo de ejemplo, cuánto de inseguras pueden resultar algunas avenidas o calles por donde suelen practicar deporte al aire libre muchas usuarias”. Por ello, antes de proceder a la instalación de luminarias, los socialistas piden al área de Igualdad y de Seguridad Ciudadana una relación de espacios potencialmente inseguros por falta de iluminación, con los datos que además puedan obtenerse de encuestas municipales.

Para conocer la opinión sobre la identificación de escenarios seguros e inseguros, “se podría consultar tanto a las usuarias como utilizar las herramientas que pueden estar a disposición del área de Participación Ciudadana, lo que nos daría una visión más clara de quiénes utilizan nuestra ciudad”, ha agregado la edil socialista.

“En la creación de un urbanismo adecuado para la nueva sociedad es importante definir quiénes son los actores de estos nuevos espacios urbanos y qué papel juegan. Hombres y mujeres están de hecho equiparados en derechos y tienden a llevar vidas cada vez más semejantes, combinando trabajo fuera de la casa y responsabilidad doméstica y familiar en el terreno de los cuidados y de la responsabilidad social y personal. Los niños y niñas se consideran asimismo como parte de la sociedad con derecho a la ciudad. Los mayores y muy mayores, que antes tampoco encontraban su lugar en unas ciudades cada vez más rápidas y agresivas, actualmente están en vías de ser un grupo numerosísimo e influyente que demanda insistentemente de servicios, autonomía. Por tanto, estos colectivos pueden y deben formar parte activa en el diseño de la ciudad que necesitan aunque ocurre mas bien poco”, según García.