El PSOE pide la bajada del IBI e IVTM para el próximo ejercicio de 2021

Los socialistas piden realizar un estudio de la situación actual y conocer qué gastos van a disminuir y la cantidad para poder crear líneas de bonificaciones de tributos

El Grupo Municipal Socialistas de Alhaurín de la Torre ha solicitado al Ayuntamiento rebajar para el ejercicio 2021 el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) a los valores de 2019. 

En la moción presentada por la portavoz socialista, Micaela García, se ha demandado la realización de  un estudio de la situación actual y conocer qué gastos van a disminuir y la cantidad para poder crear líneas de bonificaciones de tributos que alivien la situación de emergencia económica derivada del COVID-19 para ayudar a las familias más necesitadas a cumplir con el pago. 

“Para 2020 el equipo de Gobierno del PP implantó la subida del IBI y del IVTM, con el varapalo que esto supone para la economía familiar de muchos vecinos de Alhaurín de la Torre”, ha señalado García, quien ha recordado que “el Grupo Municipal Socialista se opuso en su día a esta subida votando en contra en el pleno, porque un Ayuntamiento con 17 millones de euros en superávit no puede estrujar a los vecinos con una subida de impuestos de este tipo, más aún ahora”. 

Esta subida supone que el incremento del IVTM vaya del 1,7 al 1,895 y en el caso del IBI urbano el tipo pasa del 0,556 al 0,595; y el IBI rústico se pasa del 0,75 al 0,85. “En su día fue calificada por el alcalde, Joaquín Villanova, como “razonable y leve”; pero la situación actual hace que este aumento sea muy dañino para muchas familias que ya han visto mermada su situación económica por la crisis generada por el COVID-19”, ha destacado la portavoz socialista.

“Además, esta subida se realizó sin informe de la Intervención del Ayuntamiento que mostrara qué cantidad se piensa recaudar ni tampoco en qué afecta esto a la estabilidad financiera”, ha evocado García. En la misma línea, este expediente de ascenso de impuestos fue tramitado por urgencia y los propios técnicos informaron de que no hay justificación legal para que se haga por este tipo de tramitación. 

“En su día, el alcalde argumentó que esta subida se debía a que el IPC ha subido un 12% para justificar esta medida, si bien poca gente ha visto crecer un 12% su sueldo”, ha afirmado Micaela García, quien ha apuntado que “como la situación actual parece que va a acarrear una crisis económica mundial en los próximos meses, incluso puede que algunos años, creemos muy necesario que el Ayuntamiento se ponga en el lugar de los vecinos y ajuste sus tributos al momento y la economía familiar real”. 

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email