La subida del IVA en bienes y servicios culturales supone nuevos despidos y menos recaudación

0
151

Cuando en septiembre de 2012, el gobierno de Mariano Rajoy y el Partido Po

pular impusieron una subida del IVA al sector de la cultura del 21%, avisamos desde la oposición sobre las consecuencias negativas que traería consigo dicha subida.  El PP hizo oídos sordos como lleva haciendo toda la legislatura.

Hoy, apenas ocho meses después de tan drástica subida, hemos conocido algunos datos demoledores para el sector cultural, ya que en el último trimestre de 2012, tan solo se recaudaron 4 millones de euros más que en 2011 pero las bases imponibles;  la actividad económica del sector bajó ‘’328 millones de euros con respecto al año anterior, un 22% menos de recaudación en el sector’’.

Según un reciente informe de la federación de empresarios de teatro, la recaudación en el sector de ‘’artes escénicas’’ ha caído un 24% en los dos últimos trimestres. Casi 2.800.000 espectadores menos y 1.000 empleados menos. Dicho de otra forma, 1.000 parados más como consecuencia de esta subida sin precedentes  del 21% en los bienes y servicios culturales . No olvidemos frases célebres del PP, cuando estaba en la oposición: ‘’No más IVA’’, ‘’no subiremos los impuestos’’ o ‘’subir el IVA conlleva menos consumo y más paro’’.

Por nuestra parte, queremos matizar que la medida tomada por el Gobierno de subir el IVA sobre los bienes y servicios culturales en 13 puntos (del 8% al 21%) , camina en el sentido contrario a lo establecido en el artículo 44.1 de nuestra Constitución:  esa que tanto defienden algunos populares en aras del falso patriotismo: “Los poderes públicos promoverán y tutelarán el acceso a la cultura, a la que todos los ciudadanos tienen derecho”.
Subir el IVA al sector cultural, supone un duro revés a este importante sector, ya que genera más de 600.000 empleos directos y otros cerca de 200.000 indirectos. Empleos que se verán reducidos como consecuencia de esa disminución del consumo y de la actividad económica en el sector de la cultura. El PP continúa por la senda equivocada.