El Grupo Municipal Socialista de Alhaurín de la Torre defiende su moción en contra del «tarifazo» del agua

La moción pidiendo la supresión de la subida del agua no ha prosperado, a pesar del voto a favor de todos los concejales de la oposición, debido al voto en contra del Partido Popular, que cuenta con mayoría absoluta en el Consistorio

Durante el pleno ordinario de febrero se aprobó, con el voto a favor del Equipo de Gobierno del Partido Popular y en contra de la totalidad de la oposición (PSOE, Adelante Alhaurín de la Torre y el concejal y la concejala no adscritos), cambios en la ordenanza municipal reguladora de la tasa del agua que permiten establecer (además del incremento de la cuota fija) un aumento del coste del 16,4% en el 4º bloque de consumo).

Del mismo modo, en el pleno ordinario de marzo se aprobó (nuevamente con los únicos votos a favor del Equipo de Gobierno y en contra de la oposición al completo) una nueva subida. Esta vez a través de la modificación de la ordenanza fiscal reguladora de la tasa por la prestación del servicio de saneamiento y depuración (incremento del 16,4% en el 4º tramo/consumo a partir de 54 metros cúbicos).

David Márquez, portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, ha sostenido, aportando datos actualizados, que desde febrero, ha llovido y que, aunque no sea suficiente, nos aleja del panorama de cortes en el suministro doméstico de agua que se planteaba cuando se impusieron las subidas. En el pleno ordinario de febrero Joaquín Villanova justificaba la subida en el precio del agua arguyendo que «(…) el que llueva o no llueva no depende de Joaquín Villanova, ni depende de vosotros, para algunos depende de Dios, para otros dependerá de la madre naturaleza que está jodida por culpa del abuso del hombre (…)».

Tanto en la exposición de su portavoz ante el Pleno como en su moción, el Grupo Municipal Socialista considera  que «el momento actual, inmersos en la crisis generada por la covid-19 y la Guerra de Ucrania, no es el adecuado para subidas en un servicio básico como lo es el suministro domiciliario de agua».

Uno de los argumentos más repetidos, por el Grupo Socialista y por el resto de la oposición, es que la ordenanza municipal no tiene en cuenta el número de personas que viven en el domicilio, por lo que «el precio a pagar sería el mismo en una vivienda unipersonal cuyo morador despilfarra agua, que en una familia numerosa que consume de acuerdo con los criterios de racionalización, ecología y ahorro».

Márquez ha sostenido que medidas como esta denotan que el alcalde de Alhaurín de la Torre «tras 35 años formando parte del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento», se ha alejado de la realidad de los vecinos y vecinas». El portavoz socialista aduce que prueba de ello son acciones ciudadanas como la recogida de firmas en contra del incremento del precio del agua organizada en Pinos de Alhaurín.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email